La representación de las masas y el totalitarismo



El totalitarismo encuentra su fundamento, entre otras cosas, en la posibilidad de representar y, por tanto, de presentar a la masa ante sí misma. El caudillo es sólo un medium del poder simbólico y real de la masa reunida. En su obra "Masa y poder", E. Canetti, aborda profundamente al análisis de la constitución de la masa como sujeto de la política moderna que hereda, más de lo que quisiera confesar, elementos del totalitarismo.
 La cineasta Leni Riefenstahl fue la encargada de construir para el nazismo una representación cinematográfica de este poder en su película "El triunfo de la voluntad".